Cointelegraph Español: Los exchanges de criptomonedas hablan mientras Binance se lleva el primer lugar de CoinMarketCap

Anndy Lian – asesor de tecnología, inversor y prolífico comentarista de Twitter – dijo a Cointelegraph que, si bien un exchange que posee una plataforma de calificación está lejos de ser perfecta, hay beneficios potenciales que se pueden obtener si se cuenta con una buena gestión corporativa y regulaciones firmes:

“Tomemos a Binance por ejemplo, la gente comenzará a chismorrear que Binance está en la cima de las listas porque son los dueños. Pero si esto es cierto, no estamos seguros. Creo también que si hay un cumplimiento y una gobernanza adecuados, y también una relación a distancia, sería suficiente para este ejemplo para Binance y Coinmarketcap. Tienen que dirigir esto adecuadamente a todas las partes interesadas para asegurarles la independencia entre las dos compañías. También pueden considerar la posibilidad de que todos los datos se almacenen en una plataforma descentralizada para garantizar la integridad de los datos”.

(https://es.cointelegraph.com/news/crypto-exchanges-speak-out-as-binance-takes-coinmarketcaps-top-spot)

Los exchanges de criptomonedas hablan mientras Binance se lleva el primer lugar de CoinMarketCap

El hecho de que Binance ocupe el primer lugar en la recientemente comprada CoinMarketCap ha suscitado preocupación entre los ejecutivos de otros importantes exchanges de criptomonedas.

Para una industria que se supone que se basa en la descentralización, parece que se está abarrotando en la parte superior, con varias empresas que se transforman en oligarcas tácitos, cada uno de los cuales ejerce una enorme influencia – o al menos eso es lo que algunos críticos argumentan.

Una de las empresas de criptomonedas más notables que operan hoy en día es Binance. En sólo tres cortos años, Binance ha disfrutado de un meteórico ascenso a la cima. Las críticas a Binance, filosóficas o de otro tipo, no pueden dejar de tener en cuenta la impresionante corriente de innovación que la empresa parece canalizar. Encabezado por Changpeng Zhao, el CEO-tuitero mejor conocido como CZ, Binance tiene una imagen cuidadosamente elaborada de una firma que espera hacer de las criptomonedas un lugar mejor.

Tal narrativa tácita también ayuda a establecer el escenario para la actividad expansionista de la compañía. Al informar la empresa en 2018 de que había abierto una oficina en la histórica isla fortaleza mediterránea de Malta -conocida por algunos como “la cripto-isla”-, la lucha de Binance contra la política fiscal china podría ser vista por los analistas de mentalidad histórica como una secuela en el siglo XXI de uno de los momentos históricos más definitorios de Malta: el fallido asedio de Solimán el Magnífico contra los asediados Caballeros Hospitalarios, en el que un pequeño grupo se mantuvo firme en la pequeña isla, justo más allá de las garras de una temible potencia.

Pero la historia la escribe el vencedor, y fiel a la naturaleza confusa de un mundo de la post verdad, es difícil contar la misma historia que una simple historia del bien contra el mal. En consonancia con el arco de carácter natural de cualquier héroe que se convierte en villano a los ojos de sus detractores, las recientes acciones de Binance se han desviado hacia un área gris, poniendo su imagen bastante limpia bajo escrutinio tras la compra de la plataforma que clasifica a los exchanges CoinMarketCap.

Binance y CoinMarketCap se convierten en uno

Con el telón de fondo de una economía global que se encuentra en una situación de estancamiento petrificado gracias al COVID-19, las dos empresas anunciaron el acuerdo el 2 de abril. Para encajar con la narrativa de la firma, CZ defendió la colaboración, diciendo a Cointelegraph que las dos compañías comparten la misión de llevar las criptomonedas a las masas. CZ profetizó que las dos compañías jugarían con sus fortalezas y harían la industria más transparente.

Casi dos meses más tarde, parece que sólo una de esas aspiraciones se ha cumplido. CoinMarketCap está ahora amarrado en un puerto seguro después de la adquisición de Binance. Binance, por otro lado, ahora ocupa la precaria posición de ser un importante exchange internacional y propietario de la plataforma de clasificación más prominente.

En los negocios, la reputación importa. Gracias al desarrollo único de las Big Tech en Silicon Valley, las empresas disfrutan ahora de niveles mesiánicos de apoyo tanto de los empleados como de las empresas, y cuando las empresas lideradas por estas influyentes figuras llegan a la cima, empiezan a dar forma a la agenda a su propio favor.

Echando un vistazo rápido a cuánto gastan los llamados “Cuatro Grandes de la Tecnología” en lobby político confirma este hecho. Una vez más, la industria de las criptomonedas es un microcosmos del mundo que la rodea, con empresas, individuos y tokens que cuentan con un apoyo feroz y partidista. Pero para muchos en la industria, la compra de CMC fue un descarado ejemplo de un conflicto de intereses. Jack Purdy, un analista de Messari, le dijo a Cointelegraph que la adquisición establece un precedente negativo para la industria, no importa cuán bien se comporte cualquiera de las dos compañías:

Representa un conflicto de intereses fundamental que tiene externalidades negativas para el espacio. Es como si Joe’s Pizza tuviera una relación con la lista de las 10 mejores pizzas de Nueva York y todos los que usan esa lista resultan ser los menos informados para tomar la decisión de adónde ir. Aunque la unión Binance/CMC puede ser completamente bien intencionado, es imposible que los índices de audiencia no estén influenciados por el sesgo subyacente de los creadores. Si hay ponderaciones objetivas en un sistema que dañaría la posición de Binance, es más probable que no se implemente”.

La historia del origen de las criptomonedas está envuelta en misterio, fundada por su propia figura seudónima, Satoshi Nakamoto. Aunque los argumentos que justifican esto probablemente se cuentan por miles, el resultado es que la intriga y la conspiración son por consiguiente innatas en la composición de la industria. Como resultado, independientemente de cuánto intente Binance distanciarse de su recién adquirido agregador, parece probable que la sospecha permanezca. Jay Hao, el CEO del importante exchange de criptomonedas OKEx, expuso su opinión a Cointelegraph de que una empresa que posee cualquier tipo de agencia de calificación que supervisa su propio campo de negocios no es ética:

“Las cuestiones éticas tienden a surgir si un participante es dueño de una empresa de clasificación. Se considera inapropiado que un accionista importante de una agencia de calificación crediticia sea también accionista de un banco que gestiona seguros de bonos por millones. Sin mencionar que no hay suficientes requisitos de firewall definidos por el regulador en el espacio cripto”.

Ciara Sun, la jefa de mercados mundiales de Huobi Group, también expresó su preocupación a Cointelegraph de que la compra de Binance era un conflicto de intereses:

“La ética sólo es una preocupación cuando hay un claro conflicto de intereses en juego. En el caso de CMC, la participación de Binance ha comprometido su neutralidad. No iría tan lejos como para sugerir cualquier intención maliciosa detrás de la adquisición, pero plantea algunas preocupaciones éticas dados los beneficios que Binance puede ganar si manipula el sistema de clasificación“.

Pero las críticas a la compra no fueron universales, ni siquiera entre los competidores de Binance. Paolo Ardoino, el director de tecnología de Bitfinex, señaló a Cointelegraph que la acción, hasta donde él sabe, no es ilegal y podría proporcionar una oportunidad para que Binance mejore la estructura de propiedad y la métrica de clasificación:

“Ser propietario de un exchange y de una plataforma de clasificación plantea posibles conflictos de intereses, pero no tenemos conocimiento de ninguna ilegalidad y, una vez más, la gente es libre de mejorar la estructura de propiedad y el sistema de medición si lo desea“.

Anndy Lian – asesor de tecnología, inversor y prolífico comentarista de Twitter – dijo a Cointelegraph que, si bien un exchange que posee una plataforma de calificación está lejos de ser perfecta, hay beneficios potenciales que se pueden obtener si se cuenta con una buena gestión corporativa y regulaciones firmes:

“Tomemos a Binance por ejemplo, la gente comenzará a chismorrear que Binance está en la cima de las listas porque son los dueños. Pero si esto es cierto, no estamos seguros. Creo también que si hay un cumplimiento y una gobernanza adecuados, y también una relación a distancia, sería suficiente para este ejemplo para Binance y Coinmarketcap. Tienen que dirigir esto adecuadamente a todas las partes interesadas para asegurarles la independencia entre las dos compañías. También pueden considerar la posibilidad de que todos los datos se almacenen en una plataforma descentralizada para garantizar la integridad de los datos”.

Atasco en el tráfico: Las métricas para la clasificación de CoinMarketCap se vuelven complicadas

A medida que pasaban las semanas, se hizo evidente que la controversia que rodeaba a CMC y Binance no se contendría sólo con la toma de posesión. Sólo seis semanas después de que sus nuevos dueños se mudaran, un cambio de alto perfil tuvo lugar: Binance se disparó al puesto número uno en los rankings de exchanges.

Significó que CMC se vio envuelta en su segunda controversia sobre su metodología de clasificación en poco más de un año. La primera instancia tuvo lugar a finales de marzo de 2019 cuando la investigación del proveedor de datos de criptomonedas Bitwise afirmó que CMC albergaba estadísticas de volumen muy exageradasSegún el informe, los volúmenes engañaron a los inversores e inflaron los perfiles de ciertos tokens.

CMC emitió rápidamente una declaración en la que aseguraba que estaba tomando nota diligentemente de la retroalimentación y trabajando en formas de desarrollar un sistema de medición más efectivo. La revelación envió un terremoto a toda la industria, socavando para los inversores la creencia de que el sector estaba evolucionando a un ritmo impresionante. Muchos líderes de negocios y figuras prominentes de la industria expresaron su disgusto por la noticia. Uno de ellos, en particular, se mostró contrario al hecho de que este sistema métrico permitiera a las cotizaciones individuales ascender rápidamente en el ranking, argumentando que llevaría a los inversores experimentados a sospechar. ¿Su nombre? Changpeng Zhao.

Después de meses de rascarse la cabeza a puerta cerrada, CMC anunció en noviembre de 2019 su nueva métrica que comparaba los exchanges de criptomonedas y los pares de tokens basados en la liquidez. Lo que se estableció como la métrica por defecto para la plataforma de clasificación sólo sobrevivió seis semanas en su nueva propiedad.

El 14 de mayo, CMC anunció que había cambiado una vez más su metodología para clasificar los exchanges en en función del tráfico web por defecto. En una declaración exclusiva a Cointelegraph, CMC elaboró el fundamento detrás del muy discutido “Factor de Tráfico Web”, declarando que es sólo un aspecto de su proceso global:

“En lugar de esperar por la solución perfecta, nuestro equipo ha decidido tomar un enfoque iterativo. El Factor de Tráfico Web es sólo uno de los muchos pasos que seguiremos dando mientras iteramos sobre los algoritmos que mejor servirán a nuestros usuarios. Con la mayor velocidad de liberación, esperamos ser capaces de tomar más retroalimentación que será un factor en la próxima iteración. De esta manera, podemos monitorear cuán bien cada iteración responde a las preocupaciones de nuestros usuarios, y adaptarnos más óptimamente para la siguiente iteración, y al final del proceso, producir productos en los que nuestros usuarios creen y que encontrarán más útiles”.

Mientras que esto puede ir de alguna manera a proporcionar una explicación para el cambio de clasificación, para algunos observadores el momento en que Binance subió al primer lugar de la clasificación en CMC no es una coincidencia. Esta es una visión cautelosamente planteada por el Sun de Huobi Group:

“Como muchos en la comunidad, sospecho que tiene algo que ver con la nueva propiedad de CMC. No puedo decir con seguridad que Binance haya influenciado intencionalmente el nuevo sistema de clasificación en su beneficio pero no es probable que sea una coincidencia que ahora estén clasificados como número uno”.

Hao de OKEx no tuvo miedo de andarse con rodeos, diciéndole a Cointelegraph que las circunstancias apuntaban claramente a la verdadera razón del ascenso de Binance al lugar más codiciado del índice de CMC:

“Una sociedad con un claro conflicto de intereses. O simplemente una coincidencia muy conveniente que poco después de haber sido comprado, la autoridad de los rangos de intercambio cambia su criterio de clasificación a una métrica que pasa a favorecer a su comprador“.

En una declaración compartida con Cointelegraph, CMC trató de asegurar que sigue siendo una entidad separada, a pesar de su nuevo propietario: “CoinMarketCap continuará siendo dirigida como una entidad independiente. El equipo de CoinMarketCap continuará tomando decisiones que sean en el mejor interés de los usuarios de CoinMarketCap“.

Pero sólo unos pocos días antes, el 14 de mayo, CZ parecía admitir algún grado de participación en la gestión de CMC, tuiteando que el “ranking está actualmente muy sesgado hacia el tráfico web, no es 100% exacto, pero es mejor que antes. Continuará iterando“.

Aunque CZ es conocido por su aparentemente incomparable relación con los clientes y críticos por igual en las redes sociales, se plantea la pregunta de por qué haría públicas las decisiones administrativas de CMC, una institución que supuestamente opera libre de interferencias de sus nuevos propietarios. Independientemente de si esto es o no una metedura de pata al estilo de Elon Musk o evidencia de una falta de separación, ha dejado a la cripto-comunidad con más preguntas.

¿Cómo se debe llevar a cabo la clasificación?

Dejando a un lado las cuestiones de propiedad, toda la disputa del CMC pone una vez más el papel de los algoritmos y las metodologías de clasificación en el centro del escenario. Mientras que es fácil hacer pasar esto como una pelea entre competidores en un sector financiero de nicho, esto tiene consecuencias reales para los inversores y negocios más pequeños que dependen de la infraestructura cripto. Entonces, ¿qué piensan los principales exchanges sobre la métrica del tráfico web de CMC?

Las respuestas de algunas de los principales exchanges de la industria no han sido muy favorables. Ardoino de Bitfinex dijo que la liquidez, el volumen y la volatilidad deberían tener prioridad al clasificar los exchanges:

Creemos que la liquidez y la relación entre el volumen y la volatilidad son los dos factores más importantes, tanto porque son muy relevantes para los negocios de los exchanges como porque son difíciles de falsificar. El tráfico en la web es interesante pero no particularmente importante”.

Hao de OKEx sostuvo que usar el tráfico de la web como el predeterminado para las calificaciones no es efectivo porque los datos son fácilmente manipulables, y se hizo eco de la recomendación de Ardoino de que el volumen y la liquidez son más confiables:

Los datos pueden ser sesgados por el tráfico móvil y dirigido por VPN. El tráfico del sitio web es sólo una métrica, pero nunca puede ser la métrica de clasificación por defecto. Por eso los exchanges no se han clasificado sólo por el tráfico sino por una métrica más robusta que puede dar una puntuación mucho más precisa y transparente basada en el volumen, la liquidez y la profundidad del mercado”.

Sun de Huobi Group también añadió su crítica a la decisión de CMC de hacer del tráfico web su metodología por defecto, llegando incluso a etiquetarlo como una “métrica de vanidad” y señalando que la propia CMC había anunciado que no creía que fuera efectiva:

“Los sistemas de clasificación de los exchanges por tráfico web son muy limitantes y CMC parecía mantener un punto de vista similar hasta ahora. En su núcleo, el tráfico de la web no es un buen indicador de la base de usuarios, actividad o adopción de un exchange. Es una métrica de vanidad que puede ser fácilmente manipulada y no tiene en cuenta otros puntos de acceso de los usuarios como las aplicaciones móviles, que representan una cantidad significativa de la actividad total de los usuarios“.

Pero en lugar de simplemente discrepar con el hecho de que CMC favorece el tráfico de la web, Sun añadió que “la forma en que CMC mide el tráfico de la web es altamente defectuosa“, diciéndole a Cointelegraph que la distribución global de los usuarios del servicio, la optimización de los motores de búsqueda y la elección del idioma juegan un papel importante en la creación de una medición equilibrada:

“Sólo mide el tráfico de un solo dominio web por exchange, lo que significa que no presentan una posición precisa y global. Tenemos diferentes dominios para diferentes jurisdicciones y mercados que apoyamos en todo el mundo, pero no se están contabilizando. Tengo un problema similar con la forma en que miden las búsquedas de SEO y de palabras clave. A pesar de que la CMC apoya múltiples idiomas, sólo ponderan las palabras clave en inglés, así que hay un cierto sesgo allí. Si vas a usar el tráfico web y el SEO como un factor, deberías ser mucho más inclusivo porque todas las comunidades importan.”

¿Cómo se puede hacer que los datos sean más públicos y fiables?

Ahora que se ha encendido una luz sobre cómo se clasifican los exchanges en CMC y sus luchas para lograr el equilibrio correcto de factores en sus algoritmos, ¿cuántos otros datos son confiables, y cómo pueden hacerse más públicos? Joshua Frank, el director general de la plataforma de análisis The Tie, expuso su opinión a Cointelegraph de que los datos siguen inflados en la mayoría de los exchanges, así como que las plataformas de clasificación no parecen estar haciendo un trabajo minucioso de investigación de los volúmenes de los exchanges, citando análisis anteriores realizados por The Tie que informaban que el 87% de los volúmenes eran sospechosos. Frank dio una idea de la motivación de los exchanges para inflar o maquillar los datos:

Exagerar el volumen existe como un mecanismo para que los exchanges sin liquidez atraigan nuevos clientes a su plataforma. Nadie quiere comerciar en una plataforma sin liquidez. Sin liquidez, los usuarios no pueden ejecutar operaciones u obtener el mejor precio para un activo individual. Falsificar volúmenes también permite a los exchanges tener un alto rango en los sitios de datos dada la actual estructura de ranking de muchas plataformas de datos, aumentando el tráfico de referencia de los exchanges”.

Si tantos exchanges pueden salirse con la suya falseando los números, está claro que hay un problema de transparencia. Para un sector que se supone que debe enorgullecerse de la disponibilidad abierta de información, no es un buen indicador de la salud de la industria. Aunque reconoce que la transparencia es un problema, Hao de OKEx dijo que los exchanges están mejorando en este sentido:

“A lo largo de los años, los exchanges se están volviendo cada vez más transparentes. Básicamente, todas las operaciones de los principales exchanges, las órdenes completadas, el libro de órdenes son públicamente recuperables a través de la API. Por lo tanto, la dinámica de liquidez y volumen del exchange puede ser evaluado por todos. Algunas de los principales exchanges como OKEX y Kraken revelan en tiempo real su estado de disponibilidad del motor de comparación o de la cartera”.

Para Sun, la forma en que se presenta la información también puede crear problemas al tratar de analizarla o ponerla a disposición del público. Sun dijo que el análisis independiente es necesario para la data de los exchanges, pero no a expensas de comprometer los datos sensibles del usuario:

Ya hay muchos datos de los exchanges que están disponibles públicamente, pero el problema es que la forma en que se analiza y se presenta puede carecer de transparencia. Los datos pueden ser manipulados para beneficiar o perjudicar y pueden ofrecer una fachada de transparencia. Por eso necesitamos un análisis imparcial de los datos que ya están disponibles antes de introducir más datos en la ecuación”.

Encontrar un camino de vuelta

Independientemente de las medidas que Binance y CMC afirman haber puesto en práctica para asegurar que son entidades separadas, parece que el daño ya está hecho, en lo que a los críticos se refiere. Independientemente de si hay influencia gerencial entre los dos, los rumores continuarán circulando que CMC es simplemente un apoderado de Binance para promover sus objetivos comerciales.

Para muchos, el momento del salto de Binance a la cima es demasiado conveniente para que sea algo más que un ejemplo de la mano invisible de la empresa detrás de la escena, que es algo que no será barrido bajo la alfombra por la comunidad cripto. Pero, por ahora, queda por ver si esta instancia marcará un punto de inflexión en una industria que se enorgullece de la transparencia y la descentralización o si señalará el momento en que una pantomima de buenas intenciones finalmente se haga pedazos.

Leave a Comment